Fondo Editorial Guanajuato

Libros - Autores - Ilustradores - Editoriales - Librerías - Promotores - Distribuidores - Lectores

Nuestra apuesta: la formación de públicos

Se tiene la idea generalizada que la finalidad de un sello editorial es la de publicar libros. Pero si algo no ha dejado el año y meses de padecer esta contingencia sanitaria, es que lo que menos importa es elaboración de libros. Es cierto que, en la cadena del libro, como su nombre lo indica, el libro es el leitmotiv de toda la cadena de producción. Eso no se discute. No obstante, se nos olvida con frecuencia que un libro es un objeto continente, es decir, un objeto que por su naturaleza “contiene” otra cosa. Eso que contiene los libros, no es otra cosa, sino historias.

Y ahora sabemos que las historias nos han acompañado desde antes de que creáramos propiamente la cultura escrita. De hecho, tal atributo evolutivo fue el que les permitió a nuestros ancestros identificar, descubrir y nombrar su entorno. No suena, entonces, descabellado pensar que el primer género literario que se escuchó en la llanura, sobre la faz de la tierra, y que sirvió de testimonio de nuestra incipiente aventura como especie, tuvo que haber sido la crónica.

En este sentido, somos irremediablemente contadores y escuchadores de historias, y la palabra definen nuestra existencia y nuestra relación con el mundo, es decir, con los otros. Entonces, deja de importar el tipo de soporte mediante el cual compartimos nuestra experiencia en palabras, cuando lo importante es estar consciente de cómo nuestra condición humana tiene que ver en cómo soñamos, contamos, escribimos y leemos las historias del mundo. Porque qué son las historias, la ficción sino la manera en que transformamos nuestra memoria en experiencias imaginativas.

 

Si entendemos que toda sociedad o comunidad humana se define por un lado por su afinidad a sí misma, pero, a su vez, por oposición o por lo que tiene de diferente. Estas visiones encontradas conforman las fronteras identitarias que incluyen tanto como excluyen; son historias de encuentros y desencuentros que van desde lo personal hasta lo que ahora conocemos como la aldea global. En este sentido, ¿cómo determina, limita y amplía el lenguaje la manera de ser y estar en el mundo, la manera en que lo imaginamos?

Este cúmulo de reflexiones, después de más de un año de confinamiento, con escuelas, bibliotecas, librerías, cines, cafés, centros culturales, museos, ferias de libros, algunos temporalmente o en definitiva cerrados, nos han obligado a preguntarnos de nueva cuenta, cuáles son las prioridades en tanto a políticas culturales se refiere. Porque sería pecar de ingenuo, el pretender que podremos regresar a la “nueva normalidad” como si nada hubiera pasado, o siquiera pensar en recuperar a los supuestos públicos perdidos, cuando la pandemia solo certificó algo que se veía venir.

 

Es así como Fondo Editorial Guanajuato invita a que volvamos a mirar lo evidente. Nuestra apuesta es la formación de públicos que, en nuestro caso, son los públicos lectores, quiénes si no ellos pueden ayudarnos a salir del bache en el estamos. ¿O no es así?

31453741_2188263464524860_83526533126417
22688520_10155702301807412_8643139651165
31948815_10216002058229398_6348730780461
IMG_0260
Zócalo
Fondo Gto. 2017
Ramón_Granados
Jpsè_de_Jesùs_Ortiz_Funez
Nuestros%2520lectores%25204_edited_edite
Nuestros lectores 3.jpg
Nuestros lectores 5.jpg
Nuestros lectores 6.jpg

ll

Nuestros lectores 7.jpg
Nuestros lectores 8.jpg
Nuestros lectores 2.jpg
Nuestros%20lectores%209_edited.jpg
Nuestros%20lectores%204_edited

Nuestras editoriales

Ediciones La Rana

ediciones_la_rana.jpg

Novedades

Entrena.jpg

Estas son nuestras recomendaciones

1. Entrena para un sismo de Juan Miguel Ramírez Casillas, editorial El Principio del Caos.

2. Poemas africanos de Mario Jaime, Ediciones La Rana.

3. Dramaturgos en escena de Ariadna Aragón et al., editorial Los Otros Libros.

4. Sensacional del Marambo Cómix Núm. 1, de José Luis Pescador, Secretaría de Cultura FONCA.

Colera morbus.jpg

Nuestros lectores opinan

Si alguien aún se pregunta qué leer durante esta cuarentena, vale decir que no encontrará en Cólera morbus un escape sano y seguro, pero sin lugar a dudas es un excelente pretexto en épocas inciertas como esta que nos prepara para el día siguiente. Al fin y al cabo, cuando despertemos, el coronavirus seguirá allí. (RBF)

Cuentos.jpg

¿Quiénes son Luis, Francisco y Rodrigo?

"Francisco Andrade escribe cuentos de nostalgia, a la vez que de crudeza. Es un gran narrador de viajes interiores. En la antología presente, sus relatos delatan la imposibilidad de la permanencia a la vez que la sensación de pérdida. ¿Qué fuimos y hemos dejado de ser?; ¿qué somos ahora?, parece preguntarse en cada historia el autor, que no se conforma con ello y coloca en una mesa de disección a su personaje, haciendo así con el mismo relato, de cuyo interior vamos siendo testigos: tal como ocurre en esos relojes de precisión suizos o japoneses que por un lado permiten ver una carátula nítida y por el otro admirar el mecanismo (belleza del mecanismo) que echa a andar al tiempo. 

" Fernando Alcántar, practicante de un periodismo alternativo y una prosa altamente experimental. En este cuentario logra poner su múltiple erudición y su habilidad indagatoria de periodista al servicio del cuento breve (con ello no quiero decir microficción, o narración súbita), esa variante narrativa que constriñe al lenguaje al máximo de su tensión, al máximo de su precisión, se muestra como un docto en la síntesis. Sus cuentos tienen una indefectible ironía: algo bastante difícil de conseguir en la escritura, y algo más: dotan de extrañeza a los objetos cotidianos.

"A Rodrigo Díaz le conozco su afección por lo ominoso y lo divino, con cuentos de alta penetración psicológica. Esta vez, en esta antología, nos muestra su destreza para plantear historias del aquí, del ahora (y con ello no me refiero al presente inmediato), historias de un breve instante donde prima atmósfera, a veces lenguaje, el planteamiento de una situación más que dramática." Isaí Moreno

Servicios

Te. 473 738 31 90

¡Gracias por tu mensaje!